Acerca de challas al detalle

10 nológica de la historia social de los teatros en Melipilla a través de los capítulos de este ejemplar. Figuraí y todo, el objetivo ulterior es determinar las causas que provocaron los cambios sociales, de manera que este estudio se ubica en el contexto propio de la sociología comprensiva 18. Sobre el enfoque teórico Hasta este punto, se han presentado posibles factores que podrían ayudar a explicar las particulares trayectorias de los teatros, mas es pertinente Concretar la Dispositivo de Disección de esta investigación, que son los teatros de Melipilla 19, comprendidos en un sentido amplio. Porque si correctamente el teatro es un espacio de apreciación artística, siendo ésta su función manifiesta, también se construye, desde sus inicios, como un hito de urbanidad, espacio de socialización y ventana al mundo de la industria cultural. Asimismo, un análisis como éste, focalizado en explicar los cambios sociales de los teatros, investigación, en última instancia, conocer las prácticas y sentidos que le entregaron las personas al teatro en cuanto espacio de avenencia social. Adscribiendo a la formulación de Laclau, quien postula una identificación entre 18 En términos de Weber, la comprensión equivale a toda interpretación que persigue la evidencia, que averiguación la captación interpretativa del sentido o conexión de sentido. Esto se relaciona igualmente con el objetivo explicativo a posteriori de la sociología comprensiva, es afirmar, aquella indagación en las causas que provocan determinado fenómeno. Menciona Weber: Explicar significa ( ) para la ciencia que se ocupa del sentido de la influencia, poco Triunfadorí como: captación de la conexión de sentido en que se incluye una influencia, ya comprendida de modo flagrante ( ). Weber, Max, Patrimonio y Sociedad. Esbozo de Sociología Comprensiva, Segunda estampado en castellano, decimotercera reimpresión, México, Fondo de Cultura Económica, 1999, p Al principio del capítulo 1 se establece una caracterización de la zona de Melipilla. las nociones de praxis y sentido 20, se debe admitir que toda actos social lleva consigo inscrito cierto discurso 21 sobre su influencia. Por lo tanto, la tarea a realizar es indagar en aquellos discursos que los grupos sociales, los medios de comunicación de la época, entre otros actores sociales relevantes, inscriben a sus diversas prácticas sociales 22 de manera consciente o inconsciente, de modo que la punto principal en la investigación es preferentemente hermenéutica 23.

la modo más amigable. El Mercurio 234, en una nota titulada Pelo corto: Nueva moda aseguraba que los jóvenes corrían a cortarse el pelo, porque querían ser los primeros en exteriorizar, en sus propias personas, el espíritu viril y renovador que recorre la República 235. De la mano con la operación de desmantelamiento de los vestigios simbólicos de la Dispositivo Popular, la dictadura inició un proceso que denominó como reconstrucción del país, en el que desarrolló una política cultural cuyo fin Cuadro extirpar de raíz y para siempre los focos de infección que se desarrollaron y puedan desarrollarse sobre el cuerpo ético de nuestra Pueblo y en seguida, que sea efectiva como medio de eliminar los vicios de nuestra mentalidad y comportamiento. Este extracto, tomado del texto Asesoría Cultural de la Junta de Gobierno y el área Cultural de la Secretaria Militar de Gobierno de , tenía por intención modelar la vida entera, desde lo estético, lo simbólico, lo palpable y lo reflexivo, es afirmar, instalar una cosmovisión y una forma de conducta, limitando lo correcto de lo incorrecto, lo chileno de lo antichileno. La división se hizo en colchoneta a lo que la dictadura consideró una tergiversación y pérdida de un alma que subyace a nuestra condición de habitantes de esta tierra y portadores de un legado y un horizonte. La hacienda, el huaso, una vida tranquila y ordenada, los héroes patrios, los símbolos y la condición de chileno como propio de una raza eran parte de esta alma por rescatar. La búsqueda de esta chilenidad, de acuerdo a Luis Hernán Errázuriz, se persiguió a través de diversos mecanismos. El 234 El Mercurio, 22 de septiembre de Citado en op. cit. Errázuriz, p Citado en op. cit. Errázuriz, p

Como resultado, Gutiérrez duró poco en el cargo, solamente un año, gracias a esta controversia que llegó a oídos de Benemérito Pinochet. En una conversación en Pomaire, ambos hombres de armas hablaron sobre los pormenores del comidillo melipillano. Qué dijo el dictador cuyos labios juraban aprender todo lo que sucedía en el país?: Sí sé, sí sé poco. Él estaba al tanto de todo, yo le contaba al edecán y él le contaba al general, evoca Gutiérrez. Después, con Andrés Vicuña instalado en el municipio, la vida del Palace siguió sin sobresaltos, fielmente, pues en el día a día no se veía al manifiesto de antiguamente. Las quejas eran comunes. Si antaño Bancal habitual que reclamaran por las incomodidades y condición insalubre del circuito, posteriormente la molestia fue porque las palomas se colaban por el techo y los ratones desde el canal de regadío contiguo se aventuraban a juguetear entre las piernas de los espectadores. Pero claro, era el único cine y en ocasiones las películas que arribaban eran éxitos de taquilla que llegaban al cinema antaño que el VHS con sendos lienzos ubicados a cada flanco de la entrada. Con estas cintas y otras protagonizadas por los superhéroes de influencia, el Palace veía filas que giraban por la calle Manso hasta resistir a Serrano y sus galeríCampeón volvían a rugir, llenas de ruido cuando Sylvester Stallone noqueaba a sus rivales en cada round de la dinastía boxeril Rocky. Mas la cotidianeidad regresaba pronto, dotando a la Exposición de un notorio estudiantil que encontró refugio para eludir a clases en la parte alta del cinematógrafo. Decenas de adolescentes se colaban a ver películas picarescas y de un erotismo que no alcanzaba gran magnitud, pero que en la imaginación púber se transformaba en una ventana de placer. Yo me había cambiado de colegio y fuimos al gran pantalla con algunos compañeros nuevos, cuando me di cuenta que estaban mis antiguos compañeros cagados

Las instalaciones del edificio de dividen en instalaciones de agua potable (fría y caliente), alcantarillado y aguas lluvias. Estas instalaciones fueron realizadas por instaladores autorizados por Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) y Aguas Andinas, respetando la reglamento existente y de acuerdo al esquema entregado por la inmobiliaria. Los cambios realizados al tesina fueron adecuado a modificaciones de Edificación y fueron aprobadas y corregidas en los planos Ganador- Built entregados a la administración. El doctrina de agua potable fría se compone de dos estanques de acumulación de agua impulsada a los departamentos mediante un sistema de bombas que abastece al edificio y espacios comunes, las cuales se encuentran ubicadas en el 2er Subterráneo. La Oficina del edificio, deberá vaciar y suprimir el interior de los estanques de acumulación de agua potable, al menos cada 6 meses para su aseo, teniendo el cuidado de desterrar, sanitizar y de no dañar la impermeabilización e instalaciones del perímetro.

Una parte de ellos producía dos o tres películas al año. Sandro de Argentina y Raphael de España, llenaban el Palace de jovencitas atraídas por sus aventuras cinéfilas. Fresia Soto, Ginette Acevedo, Palmenia Pizarro, Naslo Nicolich, Los Ángeles Negros, Los Capa Blanca, Luis Dimas, Salvación Benavides, constituían parte de la farándula del espectáculo chileno, apareciendo, desde luego, en la revista Ritmo. Y que algún cantante de los que lucían sus portadas fuera a Melipilla, dejaba de ser algo poco popular. Esto había comenzado a mediados de los sesentas gracias a una cáfila musical ideada por Oscar Arriagada, un talentoso muchacho que con su guitarra había pasado de ser el líder del Congregación Los Dixons y creador de varios hits radiales como El twist del apunte, a productor de los espectáculos más importantes para los músicos chilenos en todo el país. Primero lo hizo con Los Cinco Grandes del Disco y, luego, con el Súper Show 007. Yo había empezado a ir con el 007 a Melipilla desde En la primera tournée de ese año fuimos con Luis Dimas, María Teresa, María Valdés, Gilberto Guzmán y Ángel Fontana en la animación. Bancal un personal chico ese con el que fuimos al Teatro Serrano, pero fue la primera ocasión. En ese tiempo yo manejaba, por lo menos, a un 80% del ambiente hermoso, y hacíamos ocho giras al año por todo el país. En un show llevaba a cuatro o cinco figuras grandes y a un nómina de 50 personas, no tenía competencia. No la podía tener, porque tenía a Palmenia Pizarro, al Pollo Fuentes, a Los Galos, Lucho Barrios,

44 teatral de la comuna, toparía a la ciudad un privilegiado heredero con los primaveras. En su despedida, el Colón hizo un gran avance para el futuro: estableció las funciones en vermouth. Eso sí, poco emplearía el éxito de esta idea tardía que, de haber venido antiguamente, quizás hubiera traumatizado otro destino para su existencia. Quien la emplearía sería el Teatro Esmeralda, en la época dorada del cinematógrafo mudo y los inicios del séptimo arte hablado. Las estrellas mudas del Teatro Esmeralda Con el antecedente del Colón, la pregunta por si podía tener éxito un teatro en Melipilla la respondió la comunidad Werchez, quienes no sólo pensaron que sí Bancal posible, sino que tuvieron la osadía de instalarse en Serrano 354, entre las calles Vargas y Ugalde, a pocos metros de la Plaza de Armas. La postura les resultaría exitosa, porque desde la comprensión de sus puertas a fines de 1925 cosecharon más éxito que su predecesor en cojín a una nutrida cartelera fílmica, ocasionales presentaciones teatrales, fiestas comunales y el arriendo del espacio para cuanto beneficio se realizara en algunas de las variadas deposición que presentaba la comunidad. Y el emplazamiento céntrico de calle Serrano Cuadro inmejorable. Bancal una vía donde se mezclaban viviendas residenciales, casas sin cerrojo perimetral, negocios, almacenes, cuadras de tierra y otras empedradas, bares, espacios para circo y el aristocrático Lawn Tennis Club, entre las calles San Miguel y Barrales. Bancal 1925, el año de la aprobación de la nueva Constitución de la República que separaba la Iglesia del Estado, y de la mayor producción de películas chilenas en su historia, con 16 largometrajes 129 que incluían El Húsar de la Muerte, la primera gran cinta nacional.

98 el resto del tiempo se dedicaban a reír, editar chistes, zapatear cuando vinieran los jinetes en sus caballos, tomar, Absorber, desprenderse de manera sonora de sus gases intestinales, que caían sobre los de platea en momentos de silencio. A eso de las 18 horas la función llegaba a su fin, Jorge y sus amigos bajaban de la Museo, las micros con destino a Popeta, Culiprán, María Pinto y tantos lugares se llenaban para retornar en una semana. Pimiento y México tenían en Melipilla la confirmación de una relación de extenso bienquerenciaío musical y fílmico. El Palace fue refrendador de festivales musicales donde la música ranchera marcaba una presencia arrolladora. Con este fanatismo, no fue raro que el manifiesto se agolpara frente a la llegada del cantante Demetrio González, un castellano arraigado de muy niño en México que para agosto de 1969, plazo de su actuación, había participado en 32 filmes y Bancal considerado individuo de los más grandes cantantes de la música azteca con su voz de barítono. Unida a su simpatía va esa maravillosa voz que hacía mucho tiempo que no deleitaba a los oídos de la Clan intolerante. Para enero se anuncia la visita de Arbitrio Lamarque 223, publicaba El Labrador, en el refleja de una excursión inolvidable y el anuncio de lo que sería una de las noches más iluminadas para la pequeña billete metropolitana. El Súper Show 007 La música de la Nueva Onda también era un objeto de culto, llevado al paroxismo en las presentaciones de artistas tan idolatrados como José Alfredo Pollo Fuentes, Cecilia, Buddy Ri- 223 El Labrador, 6 de agosto de chard y tantos otros. La cantidad de cantantes nacionales Cuadro suscripción y el mercado lo llevaba correctamente en un espacio donde incluso cabían intérpretes extranjeros, que en variadas oportunidades venían a Pimiento, en el caso de los hispanohablantes.

84 a pesar que la entrada costaba más del doble que para una función de cinematógrafo habitual. El municipio aún se dejó llevar por este ímpetu y en 1960 promovió la presentación de los montajes A mi me lo contaron, de Lucho Córdova, y Nadie puede saberlo, de Enrique Bunster, ambas llevadas a decorado por el Conjunto Teatral de Obreros y Empleados Ferroviarios de Santiago. El horario no fue el más oportuno, porque a las 10 de la mañana de un domingo no se podía contar con una asistencia importante. La actividad coral, otra de las iniciativas impulsadas por el Ateneo, fue la que siguió al teatro en importancia en su presencia en la ciudad. Y para demostrarlo había que copular un festival, hacer presente en el Teatro Serrano que el canto coral era una efectividad. De esta forma, el 23 de octubre de 1960 se acogió al Coro de la Universidad Católica, al Coro Polifónico de Rancagua, al Coro de la Universidad Técnica del Estado, al Coro Polifónico de Santo Antonio, al Coro de Profesores de Valparaíso y al Coro de Profesores de Melipilla. El trabajo realizado por el Ateneo Juan Francisco González había calado lo suficiente en la comunidad como para suscitar un interés permanente en las artes, pero especialmente en el teatro, tanto para ser parte de sus diversos cursos como para asistir a sus obras. En 1961, tras la partida de Larenas, un joven muchacho quedó a cargo del taller de teatro empírico. El mismo que un año antaño había entrado a la Escuela de Teatro de la Universidad Católica realizado de entusiasmo, y que diez primaveras atrás había recibido el premio al segundo punto en un concurso de disfraces de la fiesta de la primavera. Era Ramón Núñez, hijo de Oscar Núñez, que miércoles, sábado y domingo, en dependencias del Club de Leones, imponía su disciplina y compartía los conocimientos de arte dramático que sus maestros le entregaban.

14 XX hasta 1932, año previo a la inauguración del Teatro Serrano. Este período es prolífico oportuno a que en él se concentra el mayor núpuro de teatros que ha tenido la ciudad. El próximo período transcurre desde la creación del Serrano hasta el año de la creación del Cinematógrafo Palace, es afirmar entre 1933 y El tercer capítulo narra el apogeo del Palace, abarcando desde 1969 hasta 1989, cuando luego su actividad venía en franco decaimiento. Este tercer período concluye acá oportuno a que con la redemocratización en la década de 1990, y el cambio del contexto social y político que ello implicaría, se auguraba una transigencia y renacimiento de las artes en Ají, pero que en Melipilla no existió. Por esta razón, el capítulo 4 aborda separadamente la situación artístico-cultural melipillana desde 1990 hasta final de siglo. Ahora admisiblemente, en lo que respecta al ataque a las evidencias empíricas, previo a la búsqueda de fuentes primarias, se comenzó con el Disección de la bibliografía existente respecto de Melipilla y sus aspectos culturales e históricos 34. Los libros a los cuales se accedió fueron: Melipilla, entre la historia y la Divisa, de Carlos Avilés 35 ; Florilegio de Melipilla, de Carlos Ruiz-Tagle 36 ; Historias locales III, de Hanny Suckel y Jorge Larenas 37 ; y Melipilla en la humanidades chilena, de Gustavo Santo Martín 38. En tér- 34 Cabe pegar que estos fueron todos los textos catalogados en la Biblioteca Nacional. Lo que corresponde a su oportunidad al Depósito Admitido, es afirmar, la obligación civil de despachar ejemplares para ser ingresados a los registros nacionales. Disposiciones contenidas en la Calidad de Sobre libertades de opinión y examen del periodismo, Artículo Avilés, Carlos, Melipilla, entre la historia y la Letrero, Santiago de Pimiento, Eds. Nueva Camino, Ruiz-Tagle, Carlos, Colección de Melipilla, Santiago de Ají, Ilustre Municipalidad de Melipilla, Suckel, H.

Al respecto: Oxman, I., Rowlands, J. & Berezin, A. (eds.), La Gran Grupo. Una paseo por el circo chileno, Santiago de Pimiento, Editorial Cuarto Propio, 2010, pp En consecuencia, no resulta extraño que para 1897 se creara la Sociedad Ignacio Serrano cuyos fines plasmados en sus estatutos eran la mutua protección, la ilustración, i todo lo que tienda al acertadamente estar casto i material de sus miembros 62. Al menos para 1898 no obstante se contaba con cañeríCampeón que traían agua del río para tres calles y con el gran anhelo y respaldo de progreso: el tren. La llegada del tren fue un hito sin precedentes para la comuna. Significó una modificación urbana con el ensanchamiento de sus calles y mayores garantías para un comercio que luego no debía traer su mercadería a mula desde Santiago, sino que podía cargar hasta 100 kilos en las máquinas a vapor. Santiago quedaba a una hora y 45 minutos, y la época se convertía en un centro social y económico. Ganadorí, falta de raro fue que con la novedad férrea se generara una mayor conectividad en todo orden de cosas, permitiendo que giras artísticas contemplaran arribar a Melipilla. El mundo sereno se abrió para el poblado con la arribada del tren en las postrimerías de un siglo XIX que se iba con actividad sísmica permanente, terreno fértil para la aparición de charlatanes como el astrónomo Tomas Michaels, quien había predicho que una parte de Sudamérica se hundiría, profecíTriunfador que en el Val del Maipo serían parte de las creencias permanentes. Con este nivel de incremento, Melipilla llegó al siglo XX saludando tímidamente y encorvada por las preocupaciones habituales: las luminarias funcionaban pero siempre tenían problemas; las acequias se secaban y plagaban de putrefacción el flato; la escasez de carne; la viruela que ponía contra las cuerdas a los 62 La Constitución, 15 de agosto de

Podía exhibir perfectamente las películas que iban a averiguar a las distribuidoras capitalinas y que traían con los afiches y fotografíFigura que se disponían en el foyer. Cuánto demoraban en llegar a Melipilla desde su estreno en Santiago? En torno a de un mes y medio, lo que no Bancal un problema. Lo que sí constituía un problema es que como los rollos de película eran pasados de ciudad en ciudad, en ocasiones las cintas llegaban cortadas o pegadas. Peor aún, para los espectadores, Cuadro que ciertos filmes duraban menos de lo presupuestado. Míticas son las funciones de semana santa en que una película bíblica de 4 horas se reducía a 55 minutos, para Ganadorí obtener más rotación de público. Al final Jesús aparecía, lo aclamaban y ya lo estaban crucificando, y vamos con la otra función, es individuo de los memorias narrados sobre aquellas liturgias cinéfilas. Durante este tiempo, pocas de las grandes producciones de Hollywood llegaron a Chile. La industria estadounidense se negaba a mandar sus películas a un país socialista, que se perdía de ver los estrenos ganadores del Oscar. Las cifras indican que las películas estadounidenses que llegaron en 1973 fueron solamente un 18% del total 224 de filmes exhibidos en el país. Gracias a esto, producciones yugoeslavas, rusas, francesas e italianas comenzaron a ser conocidas por un divulgado habituado al llanto, amores, balaceras, persecuciones y risas. Mientras tanto, ocurría el renacimiento del Teatro Serrano. El cinema de los grandes estrenos, como se autodenominaba, había iniciado un camino de exhibición de filmes en consonancia con Santiago, fomentado por la capacidad de gestión que tenía Sottolichio, gracias a su pero amplia y consolidada trayectoria como empresario del espectáculo. En el Serrano se 224 Op. cit. Mouesca & Orellana, p

13 Varianza total explicada Sumas de las saturaciones al cuadrado de la ascendencia Componente Total % de la varianza % acumulado Matriz de coeficientes para el cálculo de las puntuaciones en las componentes Componente Índice de vulnerabilidad % PEA ocupada agrículo % población rural Tasa de analfabetismo de mujeres % mujeres de con primaria incompleta % jefes de hogar con primaria incompleta % hogares que cocinan con kerosene, tunda % viviendas sin desagüe % viviendas con piso de tierra % viviendas sin electricidad

135 riormente, durante los primaveras cuarenta, llegó el radioteatro, con Arturo Moya Grau, Luchita Botto y Anita González, entre muchos otros. Y aún los melipillanos pudieron ver y escuchar a artistas de éxito internacional, como el argentino Hugo del Carril y Leo Marini, por mencionar a dos. En los cuarenta igualmente hubo actividad artística amateur de la ciudadanía, así lo demostró la existencia del Cuadro Estético de la Escuela N 11, quienes a través de la puesta en escena de obras de dramaturgos nacionales, se adelantaron en una decenio al Ateneo Juan Francisco González. En los primaveras cincuenta visitó el Serrano el trío mexicano Los Panchos y la actividad teatral aficionada emergió con fuerza de la mano del Ateneo. Luego en losaños sesenta, Roberto Sagredo y José Massoud crearon el concurso Buscando la Mejor Voz y Conjuntos de la Zona, logrando aguantar al Serrano a su máxima expresión artística y musical de la plazo, en la cual también arribaron integrantes de la Nueva Onda musical chilena. En el Gran pantalla Palace se continuó con el Buscando la Mejor Voz y con el Súper Show 007 de Oscar Arriagada. En los inicios de la decenio del setenta, llegaron artistas de éxito mundial como Dean Reed, Decisión Lamarque y Camilo Sesto. Junto a toda esta actividad, Eduardo Mallea impulsó en entre aqui esta plazo una serie de espectáculos teatrales de primer nivel, traídos principalmente desde Santiago, y incluso gestionó la importante visita de los Niños Cantores de Viena, en una larga nómina de actividades promovidas por el docente. La dictadura marcial en un manifestación no afectó a este expansión de presentaciones artísticas que vivía Melipilla sin embargo desde los sesentas. Los perjuicios en la programación artística de los teatros se vieron más perfectamente en la período de 1980, extendiéndose con más agravación a la de 1990, con el Teatro Serrano maltrecho y en desuso, y el Palace semicerrado.

66 Tal era la magnitud de la idolatría con Del Carril que la publicidad debía poner énfasis en un aspecto esencial: no se trataba de un simulación. Comportarseá en persona en el escenario del Teatro Serrano decía claramente el anuncio para el viernes 8 de agosto de 1947, sobre un cantante a quien durante los abriles treinta se le sindicó como el sucesor de Carlos Gardel y que para Melipilla parecía un delirio tenerlo en su centro cívico. A la cita del argentino le sucedió otra figura del cine y la canción en el continente: Mapy Cortes. Vedette, actriz y cantante, la portorriqueña recorrió el mundo gracias a sus filmaciones en México, Argentina, Cuba, y España, donde sería dirigida por Luis Buñuel. A su aparición a Melipilla traía en su historial 18 películas, una Orquestina, tres comediantes mexicanos que sucedían a su presentación y una auge que, con musicales como La Corte del Faraón (1943) y La Pícara Susana (1944), la ponían en lo más alto del espectáculo latino. Fuera de las estrellas a escala internacional, ésta sería una lapso en que compañíVencedor de teatro procedentes de Santiago asistirían con regularidad, lo que obedecía a un interés estatal y a lógicas comerciales, conveniente a la musculoso competencia que enfrentaba el teatro con el gran pantalla sonoro en Santiago. Como consecuencia, los elencos salieron de giras por ciudades y provincias, permitiendo a localidades pequeñCampeón descubrir el trabajo de artistas capitalinos y el entrada a una manifestación del arte con rasgos crecientes de consolidación nacional. En este sentido, la ciudad de Melipilla fue afortunada al admitir figuras como la de Alejandro Flores. Considerado el primer y máximo representante del teatro profesional en la historia de Ají 175, realizó asimismo una destacada carrera en Argentina y se abocó después a recorrer incansablemente el país con sus montajes. En 1945 se presentó cercano a la actriz de origen gachupin afincada en Argentina, Eloísa Cañizares, poniendo en decorado la obra Celos.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “Acerca de challas al detalle”

Leave a Reply

Gravatar